Wi-Fi Free
SpanishESEnglish (UK)GermanDE-CH-ATFrenchfr-FRNederlandsNL
Wi-Fi Free
SpanishESEnglish (UK)GermanDE-CH-ATFrenchfr-FRNederlandsNL

Parque Natural y Reserva Marina de la Sierra de Irta.

La Sierra de Irta esta situada dentro de los términos municipales de Alcalá de Xivert, Sta. Magdalena de Polpis y Peñíscola. Esta joya natural está considerada como uno de los parques naturales más fascinantes de la península y es la única zona costera que queda libre de edificaciones desde Francia hasta Andalucía.

El Parque Natural de la Serra d’Irta y Reserva Natural Marina d’Irta es un lugar privilegiado, situado en la comarca del Baix Maestrat, fue protegido el año 2002.

El sustrato de roca calcárea blanca, los espectaculares acantilados litorales, una vegetación característica y un rico patrimonio arquitectónico, se integran de manera armoniosa en el último tramo de costa, de unos catorce kilómetros, que queda sin edificar entre Francia y Almería. Es un paisaje de gran personalidad, que comunica una sensación de paraíso por descubrir. Numerosos visitantes disfrutan de este parque natural caracterizado por un Turismo Sostenible de la costa que compatibiliza el uso recreativo en las calas y playas con la conservación de los valores naturales.


Sierra de Irta - Situación geográfica

Por la carretera N-340 encontraremos los dos principales accesos al Parque Natural de la Serra d'Irta uno de ellos por el municipio de Alcossebre siguiendo la CV 142 y más adelante por la CV 141 nos podremos dirigir hasta el municipio de Peñíscola.

Ambos nos permitirán acceder directamente a la zona costera del espacio natural. Por otro lado, también encontraremos en la misma N-340 otra posibilidad de acceso hacia la zona interior del Parque que se encuentra en el municipio de Sta Magdalena de Pulpis.


Sierra de Irta - Suelos

El modelaje kárstico es consecuencia de la disolución ejercida por las aguas cargadas de CO2 al entrar en contacto con las calcáreas y dolomías, originando formas superficiales, que pueden ser externas o internas, y formas subterráneas que configuran el denominado paisaje kárstico, generando un medio hidrológico altamente singular.

En la Sierra de de Irta resultan de interés las formas de desarrollo externo del modelaje kárstico, las de desarrollo subterráneo y las grandes surgencias de agua dulce que constituyen las principales salidas naturales del acuífero kárstico en la zona costera. Las formas de desarrollo externo se encuentran representadas en la sierra por las morfologías de lapiaz, cuyo origen se relaciona con la disolución de calcáreas y las dolomías debajo de la cubierta edáfica, o simplemente por la acción de las aguas de lluvia o de las aguas de mar sobre la superficie de estas rocas.

Algunos ejemplos de morfología lapiaz que se observan en la Sierra de Irta son las estrías, crestas, fisuras, cavidades, orificios tubulares, etc., que se forman el la superficie de rocas carbonatadas. También encontramos formas singulares de lapiaz en la franja costera, representadas por balsas de corrosión y superficies rugosas que se desarrollan sobre grandes bloques y placas bien cementadas.

Las formas de desarrollo interno o superficial del medio kárstico se caracterizan por la formación de redes de conductos o cavidades (simas y cuevas) que se desarrollan desde la superficie del terreno hasta las partes más profundas, llegando incluso a las zonas de descarga.

Las infiltraciones de agua en el interior de la sierra forman los acuíferos del Maestrat, y pueden aparecer como salidas naturales de agua dulce en fuentes y pozos, como sería el caso del Pou del Moro, Mas del Senyor, etc. En la costa, las infiltraciones se traducen en surgencias que desembocan al mar, como las que se observan a los pies del acantilado de Torre Badum y en la Playa del Ruso.


Sierra de Irta - Masa arbórea

Flora: La vegetación de la Sierra de Irta en Peñíscola muestra un paisaje típicamente mediterráneo donde predominan los matorrales dominados por el palmito (Chamaerops humilis) y donde las únicas formaciones forestales son pinares de pino blanco (Pinnus halepensis), que han sustituido a los carrascales, vegetación potencial de la sierra. Los pinares de la sierra son arboledas que están acompañadas de lentisco (Pistacia lentiscus) y coscoja (Quercus coccifera).

Es curioso encontrar en el interior de la sierra una olmeda acompañada de algunos chopos, pero la abundancia de agua en esta zona debido a la confluencia de dos barrancos, lo hace posible.

La formación vegetal dominante es la máquia litoral, formada por el lentisco (Pistacia lentiscus), el espino negro (Rhamnus lycioides) y otros arbustos perennifolios y esclerófilos de hoja pequeña que a menudo dan lugar a una trama de vegetación impenetrable.

Cabe destacar, las magníficas poblaciones de palmito (Chamaerops humilis) únicas palmeras autóctonas europeas que forman la primera barrera frente al mar. Así como, la existencia de dos microreservas, una de ellas se localiza en Cala Argilaga donde crece el relojillo (Erodium sanguischristi) y la otra en los acantilados de Torre Badum, única microreserva donde crece la saladilla (Limonium perplexum)

Fauna: En el Parque Natural de la Sierra de Irta destacan como grupo faunístico las aves por ser el más numeroso y diverso. Las especies que viven en el matorral son las más abundantes como por ejemplo las diferentes especies de curruca ( Sylvia spp.).

También constituyen unas buenas poblaciones las rapaces tanto diurnas como nocturnas destacando el aguila perdicera ( Hieraaetus fasciatus), el cernícalo vulgar (Falco tinnunculus), el ratonero (Buteo buteo) y el águila perdicera (Circaetus gallicus). En el ambiente litoral es donde aparecen especies de mayor relevancia por estar catalogada como especie vulnerable sería el caso de la gaviota Audouin (Larus audouinii) y por la sensibilidad a la alteración de su hábitat el cormorán grande (Phalacrocórax carbo).

La población de mamíferos está caracterizada por la mediterraneidad de la zona, siendo todos los grupos de amplia distribución, destacan la ardilla roja (Sciurus vulgaris), el jabalí (Sus scrofa), el zorro (Vulpes vulpes), la gineta (Genetta genetta) y el tejón (Meles meles).

Centro de interpretación de la Sierra de Irta en Peñíscola http://parquesnaturales.gva.es/web/indice.aspx?nodo=2986


El Prat de Cabanes

El Prat de Cabanes-Torreblanca es una estrecha franja de terreno de marismas y pantanos formada por depósitos cuaternarios. Este espacio natural está situado en la llanura costera que se extiende entre los términos municipales de Torreblanca y Cabanes. El paisaje característico del Prat es el propio de una zona húmeda litoral, separada del mar por un cordón de gravas y cantos rodados. Entre los valores destacables del parque natural, la fauna posee gran importancia, ya que se pueden encontrar especies endémicas como la gambeta, el fartet o el samaruc. Las aves, son el grupo faunístico mejor representado. De vital importancia, son las comunidades vegetales, representadas por: las de saladar, las propias de cordón dunar y las acuáticas.


Tinea de Benifassá

El Parque Natural de la Tinença de Benifassà se declaró en mayo de 2006, abarcando unas 5.000 hectáreas, contenidas en las casi 26.000 del Plan de Ordenación de Recursos Naturales. Se encuentra en la comarca histórica del mismo nombre, que comprendía las poblaciones de la Pobla de Benifassà, Coratxà, Boixar, Fredes, El Ballestar, Bel y Castell de Cabres.

Además, por su elevado valor ambiental y por la continuidad de hábitats se incluye el término de Vallibona. El abrupto relieve de este macizo, fruto de la confluencia de sistemas montañosos con diferente orientación, unido a la labor de generaciones de pobladores con sus usos tradicionales tiene como resultado un territorio de paisajes grandiosos y elevada biodiversidad.


Penyagolosa

El Parque Natural del Penyagolosa, localizado entre los términos municipales de Vistabella del Maestrat, Xodos y Villahermosa del Río, representa un hito geográfico de primer orden y un referente cultural muy arraigado en la tradición valenciana. Con sus 1.094,45 ha y su pico más elevado (1.814 m de altitud) es considerado el techo de la Comunidad Valenciana por excelencia, sólo superado por el Alto de las Barracas (Cerro Calderón).

En las últimas estribaciones del sistema Ibérico y la cordillera costero-catalana, el macizo del Penyagolosa forma parte de una encrucijada de ambientes geológicos, biológicos, culturales y sociales. El Penyagolosa es un referente para el excursionismo valenciano formando parte de las vidas de varias generaciones de montañeros.

Spa Natura Resort - Peñiscola
Partida Villarroyos S/N
AP-7 Salida 43
12598 Peñiscola (Castellón)
Costa del Azahar, España

Tel: +34 964 475 480
Fax: +34 964 465 121
Dit e-mailadres wordt beveiligd tegen spambots. JavaScript dient ingeschakeld te zijn om het te bekijken.